Guía de compras – Bañera para bebé

Es muy normal que, una vez te quedes embarazada, te entren dudas sobre muchos temas, sobre todo si es el primero hijo que vas a tener. La mayor de las dudas es sobre las cosas necesarias a comprar para un bebé. La ropa, la cuna, la silla de paseo, los accesorios de alimentación y higiene, es sin duda una gran lista la que tienes que hacer para no olvidar nada de lo esencial para tu pequeño. Por esta razón, todos los consejos son bienvenidos, principalmente en lo que respeta a la bañera para bebé.

Si tu bebé está a punto de nacer, te puede interesar la siguiente guía:

Qué necesitas llevar al hospital cuando vas a dar a luz.

La bañera para bebé, es uno de eses accesorios imprescindibles a tener en cuenta en la lista de la compra de «todo lo que necesitas para tu bebé». Es un autentico salvavidas y bañar tu bebé en una bañera propia, tu espalda lo agradecerá.

En este listado, has podido comprobar que te enseñamos las mejores bañeras para bebés. Nos basamos en la opinión de otros usuarios y en las características del producto. También, y lo mas importante en la comodidad y facilidad de uso de cada una de las bañeras para bebés.

Pero para que puedas realizar la compra que realmente te interesa, te ofreceremos unos consejos desde esta guía de compras, que te ayudaran a elegir la bañera que mejor se adapte a tus necesidades.

Ventajas de comprar una bañera para bebé

Seguro que aún no tienes claro de que manera una bañera para bebés, te puede solucionar algún problema. Si preguntas a tu entorno, muchos son los que te dirán que una bañera es un producto esencial y una compra muy útil.

Pero, ¿Por qué es importante comprar una bañera para bebés? Sigue leyendo y te lo explicamos:

  • Ahorro de agua: Tener una bañera para bebés te ayudará a ahorrar agua. Están adaptadas al tamaño de los bebés y niños, lo que hace que necesites menos cantidad de agua para llenarla que si utilizaras una bañera estándar.
  • Posición del bebé: Las bañeras infantiles ayudan a que el bebé este cómodo a la hora del baño. Algunas bañeras incluyen una hamaca para cuando el bebé es recién nacido y no aguanta la cabeza. Esta pieza permite que el bebé se mantenga en una posición semirreclinada sin que tengas que sujetarlo todo el tiempo, (eso si, lo debes vigilar constantemente).
  • Tu espalda: Las bañeras regulables en altura son las mas aconsejables, porque con este tipo de bañare podrás ahorrarte molestias en las cervicales y espalda. Sujetar el recién nacido y enjabonarlo a la vez no es tarea sencilla. Así que una bañera cómoda y con un buen soporte para el pequeño y una altura adecuada para que no tengas que agacharte, será una compra segura.

NOTA IMPORTANTESea cual sea la bañera para bebé que compres es crucial certificarse de que facilita una postura cómoda para los niños en cualquier edad.  

Como elegir la mejor bañera para bebé

La hora del baño es un momento muy especial para el bebé y los papás. Ese ratito del baño en el que se comparten juegos y caricias, es muy relajante para los bebés y se estrechan vínculos afectivos. Para disfrutar de ese momento es aconsejable tener los accesorios adecuados que nos faciliten la tarea y que el baño sea más seguro, cómodo y divertido para todos.

Hay diferentes tipos de bañeras en el mercado: plegables, de sobremesa, hinchables, con cambiador… y no todas sirven para todos. Te ofrecemos algunos consejos prácticos para que puedas elegir la más adecuada en función de tus necesidades.

Bañera para bebé ¿Qué tipos existen en el mercado?

Hoy en día existen una gran cantidad de bañeras para bebés a la venta en el mercado:

🛀  Bañeras con patas y sin patas, bañeras con cambiador, bañeras tipo cubeta, las hinchables, plegables. Como ves, existen un sin fin de modelos para cualquier necesidad. Conocer las características clave de cada tipo de bañera es imprescindible para que tu compra sea la mejor posible.

Bañeras tipo cubeta para bebé

Para los amantes de lo clásico, las bañeras de cubeta son las de toda la vida. Es un recipiente de plástico rígido que se suele colocar encima del lavabo o fregadero. En ocasiones pueden traer patas, para adaptarlas a nuestra altura y bañar al bebé sin que la espalda sufra.

Pueden ser de distintas formas, unas más alargadas como una bañera clásica, y otras ovaladas en las que el bebé permanece sentado durante el baño.

Puntos a favor:

  • Ideales para bebés recién nacidos.
  • Se pueden ubicar en cualquier lugar.
  • Ocupan poco espacio.
  • Tienen un precio más asequible.
  • Fáciles de limpiar.

Cosas a tener en cuenta:

  • La cubeta es rígida y necesitas un espacio para guardarla.
  • No se adaptan al crecimiento del bebé.
  • No se pueden plegar.

Bañeras hinchables para bebés

Sobre las bañeras hinchables no hablamos en nuestra lista de las mejores bañeras, pero existen. Estas bañeras son ideales para segundas residencias, para vacaciones, o si las familias tienen casas con muy poco espacio.

Puntos a favor:

  • Ocupan muy poco espacio.
  • Pueden guardase en cualquier sitio.
  • Tienen un precio más asequible.
  • Puedes transportarla fácilmente.

Cosas a tener en cuenta:

  • Suelen tener pliegues y recovecos, por eso deberás secarla bien antes de guardarla. Así evitarás la acumulación de humedad y que se formen hongos.
  • Son poco ergonómicas para tí. Deberás agacharte para bañar a tu bebé. Aunque es verdad que podrás situarla en una mesa o encimera pero, ten cuidado y no la coloques en un sitio inestable. Además debes vigilar bien a tu bebé.

Asientos de bañera para bebés

Los asientos de bañera se colocan dentro de la bañera familiar. Muchos de ellos se pueden reclinar, convirtiéndose en una hamaca, para cuando el bebé es recién nacido. Los modelos que no se reclinan, se aconseja su uso a partir de los 6 meses, cuando el bebé ya puede sentarse por si mismo.

Es muy importante que la sujeción del asiento sea segura, que quede muy estable y no se mueva, para evitar que pueda volcar ante un movimiento imprevisto. Generalmente se sujetan con ventosas.

A la hora de comprar un asiento para bebé, fíjate en la calidad de los materiales y que tenga unas dimensiones adecuadas para que puedas meter y sacar al bebé con comodidad.

Puntos a favor:

  • Ocupan muy poco espacio.
  • Se pueden utilizar desde los primeros días.
  • Precio reducido.

Cosas a tener en cuenta:

  • Tienes que agacharte para el baño del bebé.
  • Secarla bien, que no quede agua por los recovecos.

Consejos para elegir una bañera

Independientemente del tipo de bañera de bebé que elijas, hay una serie de aspectos a tener en cuenta y a los que debemos prestar atención antes de comprarla:

  • Seguridad. Muy importante a la hora de escoger la bañera ideal para tu bebé es que la bañera cuente con una superficie antideslizante para que el bebé no resbale mientras le bañas. No necesitarás sujetarle todo el tiempo lo que te permitirá mayor libertad de movimientos.
  • Estabilidad. Incluso cuando la bañera esté llena y el bebé se mueva dentro de ella, es fundamental que se mantenga estable. Si tienen patas, estas deben tener algún seguro de bloqueo.
  • Tamaño. Las bañeras tipo cubeta son de pequeño tamaño y los vas a poder utilizar durante un periodo corto de tiempo. Los reductores de bañera, por el contrario, son los que se pueden usar más. Entre los diferentes tipos de bañeras, unas son mucho más voluminosas que otras, por lo que la decisión estará condicionada por el espacio del que dispongas en casa para colocarla.
  • Peso. Si necesitas una bañera que puedas mover de una habitación a otra e incluso llevar fuera de casa, elije una bañera ligera que te permita los desplazamientos con comodidad. Además del peso de la bañera, tienes que sumarle el peso del agua cuando esté llena.
  • Vaciado. Procura elegir una bañera de bebé que tenga un sistema fácil para llenar y vaciar el agua, un tapón de desagüe para la salida del agua para que no tengas que hacerlo a mano y no se derrame por el suelo.
  • Limpieza. La superficie de la bañera debe ser fácil de limpiar pasando un poco de agua y jabón una vez terminado el baño, y que el agua no quede estancada.
  • Diseño. La bañera no debe tener bores rectos ni ásperos, para evitar cualquier tipo de daño físico al bebé.

7 consejos para bañar a tu bebé

Hasta que el cordón umbilical no ha caído, lo que ocurre entre 1 y 3 semanas del nacimiento, no se puede realizar el primer baño del bebé. Mientras tanto se le baña utilizando una esponja suave, teniendo cuidado no se moje el cordón.

Una vez se ha caído y ha cicatrizado el ombligo, estamos listos para el primer baño de inmersión.

  •  La temperatura ideal del agua está entre 34º y 37º. Para probarla puedes introducir la parte interna de la muñeca o el codo o utilizar un termómetro.
  • 25º es la temperatura ambiente ideal para bañar al bebé, evitando corrientes de aire.
  • Limpia bien la zona del pañal antes del baño.
  • Ten a mano todo los accesorios que vas a necesitar: jabón, esponja, champú, cepillo, toalla, pañales y su ropita. Los productos de limpieza deben ser neutros y sin perfume.
  • Lavar al bebé de arriba a abajo. Se empieza por la cabecita y se termina con los genitales, para evitar que el agua o la esponja que se usaron al lavar su carita no tenga gérmenes.
  • La duración del baño no debe exceder los 10 minutos en bebés menores de un año.
  • Secar muy bien al bebé, especialmente entre los pliegues, pero sin frotar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.